Date

Cáncer de Mama Venezuela

Información sobre el Cáncer de Mama – Tócate no dejes que te toque..
Lucha contra el Cancer de Mama

El Cáncer de Mama puede usar Exosomas para hacer Metástasis a Cerebro.

Escrito por:
Oscar Simón Villamizar

El cáncer de seno puede hacer metástasis a cualquier órgano del cuerpo, sin embargo es más frecuente la afección por metástasis de los huesos, pulmones y el cerebro. En especial, la afección del cerebro a causa del cáncer de mama reviste gran importancia, pues la supervivencia de las mujeres con esta enfermedad puede ser incluso menor de 1 año, es decir, tienen un pronóstico bastante reservado. Sin embargo, ¿cómo pueden las células tumorales atravesar la Barrera Hematoencefálica, uno de los mecanismos protectores del sistema nervioso central?, y además, ¿puede bloquearse este proceso con algún fármaco o terapia? Esta y otras respuestas serán respondidas en las siguientes líneas.

El cursante del Doctorado Golnaz Morad y su asesora la Dra. Marsha Moses, realizaron una investigación compleja y exhaustiva acerca de los Exosomas, también llamados vesículas extracelulares o VE, y su relación con la metástasis del cáncer de seno a cerebro. Esta investigación fue publicada en la revista ACS Nano.

«Golnaz pudo identificar el mecanismo por el cual las vesículas extracelulares pasan a través de la barrera hematoencefálica y proporcionan un ‘nicho’ para que las células de cáncer de mama puedan hacer metástasis en el cerebro», dijo Moses, quien dirige el Programa de Biología Vascular en el Boston Children’s Hospital, cuyo laboratorio está a la vanguardia en el estudio del cáncer en las mujeres.

Esoxomas y su Relación con el Cáncer.

De manera didáctica podemos decir que los exosomas, son pequeñas vesículas o burbujas que liberan las células al exterior y que encapsulan sustancias químicas que representan mensajes que desean transmitir. En el caso de las células tumorales, el mensaje que desean transmitir a través de los exosomas son señales químicas para generar un entorno menos agresivo y con más nutrientes en el nuevo sitio a hospedar, como se detalla en el artículo de ACS Nano.

«La pregunta principal que teníamos era, ¿cómo pueden los esoxomas llegar al cerebro en primer lugar?» dice Morad «La barrera hematoencefálica no permite que nada más grande de 400 daltons ingrese por transporte pasivo al tejido cerebral. Y los exosomas son más de dos mil veces más grandes que el límite de tamaño».

Transcitosis

La Barrera Hemtoencefálica o BHE en una compleja formación histológica que tiene como finalidad aislar a las células nerviosas (las neuronas), del ambiente hostil que representa el flujo sanguíneo. Esta barrera está compuesta por tres tipos de células y estrucuradas uniones entre las mismas, la capa más externa es la de las células endoteliales en contacto directo con la sangre, luego se encuentran los pericitos y los astrocitos. Las uniones entre las células pueden estrecharse o separarse en respuesta a stímulos químicos, por ejemplo, la exposición a toxinas bacterianas cierra las uniones, impidiendo el paso de las toxinas hacia el tejido nervioso.

No obstante, existe otra manera de superar la BHE y es atravesando el interior de las células que conforman esta estructura. Este proceso es denominado Transcitosis, en este sentido las vesículas extracelulares de origen tumoral engañan a las células endoteliales cerebrales para ser absorbidas desde la sangre, y mediante fuertes interacciones bioquímicas luego son expulsadas hacia el tejido nervioso sin sufrir ninguna alteración.

El trabajo en curso en el Laboratorio Moses muestra que una vez que las vesículas etracelulares penetran la barrera, engañan a los astrocitos para que envíen señales al entorno circundante, haciéndolo más receptivo al crecimiento tumoral.

¿Las vesículas extracelulares e origen tumoral también pueden distribuir medicamentos contra el cáncer?

Uno de los pasos más difíciles para realizar este estudio fue obtener exosomas en cantidad suficiente para poder corroborar su función y eficacia. «Son pequeños vehículos notables, pero es muy difícil tener suficiente de ellos», dice Moses.

Después de descubrir qué hacen los exosomas para ayudar a que el cáncer de seno haga metástasis en el cerebro, los investigadores esperan cambiar el contenido de los mismos y usar las vesículas extracelulaes (o versiones sintéticas) para administrar medicamentos contra el cáncer en el sitio metastásico. Este trabajo aún está en curso.

Esta investigación, para la cual ya se han presentado patentes, fue apoyado por la Fundación de Investigación del Cáncer de Mama, los Institutos Nacionales de Salud y la Fundación Médica Avanzada.

Leave a Reply