Date

Cáncer de Mama Venezuela

Información sobre el Cáncer de Mama – Tócate no dejes que te toque..
Lucha contra el Cancer de Mama

Posts Tagged ‘autoexamen de mama’

El Autoexamen de mamas

posted by:

El autoexamen mamario, es un procedimiento mediante el cual una mujer observa y palpa sus mamas en diferentes posiciones a fin de encontrar alguna anomalía que pueda ser tomada como un indicio de cáncer. Se considera un complemento del resto de los exámenes de rutina que debe hacerse toda mujer, por lo menos una vez al año.

En las mujeres con menstruación regular o irregular, se recomienda efectuarlo durante los primeros días siguientes a la menstruación, recomendado entre el octavo y noveno día, cuando ya ha disminuido la congestión mamaria pre menstrual. Hay que evitar hacerse la autoexploración mamaria en días de menstruación -y previos- ya que durante esos días las mamas están hinchadas, más sensibles de lo habitual y además suelen presentar nódulos o bultos perfectamente normales que pueden resultar confusos.

En las mujeres que ya han tenido su menopausia se recomienda realizarlo una vez al mes y fijar una fecha para ello.

El autoexamen mamario debe enseñarse y practicarse cuidadosamente.

Antes de empezar se debe estar de pie frente a un espejo, procurando siempre una buena iluminación, y desnudarse de la cintura para arriba. Creadas las condiciones se puede empezar el examen siguiendo los siguientes pasos:

  1. Observación frente al espejo con los brazos caídos. De pie frente al espejo dejar los brazos relajados, caídos y pegados al cuerpo. En este primer paso se observa si el tamaño de ambas mamas es el habitual y si su simetría es razonable. También se puede observar la textura de la piel, es decir que no esté excesivamente rugosa (como la piel de naranja), no tenga zonas enrojecidas, ni bultos ni hoyuelos; además de revisar la condición de los pezones, es decir, que no estén retraídos o hundidos.
  2. Observación con los brazos levantados. De pie frente al espejo y con las manos entrelazadas por detrás de la cabeza, igual que el paso anterior prestar atención al tamaño, forma y color de las mamas, así como si hay hinchazón, desigualdad, prominencias o rugosidades. Una vez terminado, hacemos lo mismo pero ahora mirándonos en el espejo de lado.
  3. Palpación de pie. Manteniéndonos de pie, ahora levantamos el brazo izquierdo colocando la mano izquierda sobre la nuca. Para palpar utilizamos los tres dedos medios (índice, corazón y anular) de la mano derecha, tocando la mama suavemente pero con firmeza, en tres formas: en círculos desde fuera hacia dentro, recorriendo tu pecho en líneas verticales o recorriendo tu pecho en líneas horizontales. También se debe prestar especial atención a la zona que va de la axila a la mama, debido a que allí es donde se detectan más de la mitad de los casos. Esto mismo repetir para la mama derecha.
  4. Palpación acostada. Acostarse y colocar el brazo izquierdo en la nunca, colocando una almohada o toalla debajo del hombro izquierdo para que sea más cómodo. Al igual con los tres dedos medios de la mano ir tocando suave pero con firmeza en las tres formas arriba señaladas. Repetir el procedimiento para la otra mama.
  5. Revisión del pezón. Para terminar el autoexamen, se deben revisar los pezones comprimiéndolos un poco con los dedos índice y pulgar para comprobar si sale líquido y observar sus características (transparente, lechoso o sanguinolento).

Si como resultado de la autoexploración se observa algo fuera de lo normal, se debe acudir al médico lo antes posible a los fines de descartar el cáncer.

En el caso de los hombres, este tipo de cáncer también puede ocurrir a cualquier edad, detectándose por lo general en hombres entre 60 y 70 años, aunque en menor proporción que en el caso de las mujeres (1% de todos los casos de cáncer de mama). Sin embargo, el riesgo está latente siempre que se tenga algún familiar con esta enfermedad, además de otros factores como son:

  • Estar expuesto a radiación.
  • Presentar una enfermedad relacionada con concentraciones altas de estrógeno en el cuerpo, como cirrosis (enfermedad del hígado) o síndrome de Klinefelter (trastorno genético).
  • Mutaciones(cambios) en otros genes.

Es importante destacar que cuando aparece un tumor en la mama masculina, este suele ser invasivo y agresivo; muchas veces esto se debe a que el hombre no se imagina que pueda sufrir esta patología, es por esto que también se recomienda que  realicen  su autoexamen de mamas, como un método de prevención.  Este autoexamen es igual al descrito para las mujeres.

Por Favor Síguenos y comparte con un me gusta: