Date

Cáncer de Mama Venezuela

Información sobre el Cáncer de Mama – Tócate no dejes que te toque..
Lucha contra el Cancer de Mama

Posts Tagged ‘Cancer de mama durante el embarazo’

Embarazo con cáncer de mama

posted by:

El cáncer de mama durante el embarazo es algo muy raro, poco frecuente e inusual. El diagnóstico clínico es muy difícil y tardío, aproximadamente 1 de cada 3.000 gestantes, según datos de la Sociedad Americana del Cáncer. Este es el tipo de cáncer más frecuente en la mujer y, por lo tanto también lo es en la embarazada, aunque sea algo que se presenta muy poco en las mujeres grávidas. En cualquier caso, el embarazo en sí no es un factor de riesgo para desarrollar el cáncer de mama, todo lo contrario; una mujer que no haya tenido embarazos tiene más riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de su vida.

El Diagnóstico:

Durante el embarazo se deben hacer revisiones periódicas ginecológicas, esto con la finalidad de detectar posibles cambios físicos anormales durante el transcurso del embarazo, si se detecta cualquier alteración en la exploración física de la mama, es preciso realizar las pruebas diagnósticas necesarias sin retrasarlas hasta después del parto. El método de diagnóstico es igual que en la mujer no embarazada. Entre las pruebas para el diagnóstico clínico que se han de realizar están la mamografía, la ecografía, resonancia magnética y la tomografía axial computarizada, esto previamente realizado el interrogatorio funcional enmarcado en la historia clínica y obviamente el examen físico, que, en conjunto con las pruebas diagnósticas, arrojen como resultado positivo la presencia del tumor. Hay pacientes escépticos que siempre buscaran una segunda opinión, pero lo que sí se debe hacer es que cuando algo cause sospecha en los senos, se debe examinar, antes de asumir que se trata de una respuesta normal en el embarazo.

Tratamiento:

Saber cuál es el tratamiento adecuado es más difícil de lo que se imagina, los resultados son devastadores sobre todo en el cáncer o los tipos de cáncer que se presentan en las mujeres embarazadas menores de 30 años, ya que son los más agresivos y tienen un muy mal pronóstico. No está muy claro si esto ocurre debido a una proliferación más agresiva del tumor por los efectos biológicos normales que se presentan durante el transcurso del embarazo y que pueden enmascarar el tumor haciéndolo indetectable hasta que al momento del diagnóstico ya es demasiado tarde.

Existen diferentes tipos de tratamiento para el cáncer de mama. Las opciones terapéuticas para las mujeres embarazadas dependen de varios factores como: el estadio del tumor (si está localizado en la mama solamente o si se ha diseminado a otras partes del cuerpo y que podría ser una clasificación en cuanto a tratamiento se refiere), el tamaño del tumor (esto con la finalidad de poder realizar o no cirugía), el tipo de cáncer de mama asociado a la edad tanto de la mujer como del feto (el cáncer es más agresivo en mujeres jóvenes y embarazadas), la presencia de síntomas y la salud general de la paciente (todo enmarcado en la historia clínica).

En el cáncer de mama en estadio I y II, durante la primera mitad del embarazo es recomendable realizar una Mastectomía Radical Modificada, sin aplicación de radioterapia. En cambio, durante la segunda mitad del embarazo, se mantiene la indicación de mastectomía, en este caso se recomienda realizar una Mastectomía Parcial, la radioterapia se deja para después del parto y la quimioterapia, si existiera indicación, se realiza en este periodo del embarazo puesto que está contraindicada en el primer trimestre debido a sus efectos adversos en el feto. En el cáncer de mama en estadio III es recomendable la mastectomía y la quimioterapia y si el caso clínico lo permite se puede comenzar el tratamiento con quimioterapia para posteriormente realizar la cirugía conservadora, siempre y cuando el tumor disminuya de tamaño, la radioterapia se deja para después del parto. En países donde el aborto es legal, el embarazo se interrumpe para proceder con el tratamiento al igual que se procede en una mujer no embarazada. En el cáncer de mama en estadio IV, el tratamiento es paliativo, es decir sintomático, de las molestias que ocasionan las metástasis en sus diferentes localizaciones en el organismo, el tratamiento al tumor localizado deja de ser prioridad con excepción de una cirugía de aseo que se realiza frente a lesiones mamarias ulceradas y sangrantes. Puede emplearse la quimioterapia paliativa si fuera necesario, esto con la finalidad de aliviar los padecimientos y el dolor de la paciente, pero lo más importante en este caso es esperar la viabilidad fetal para extraer al feto en la oportunidad más indicada. En estos casos el pronóstico es muy malo para la madre.

¿Puede el cáncer de mama o sus células alcanzar al feto en gestación?

Una pregunta que se hacen las mujeres embarazadas que se diagnostican con la patología. La respuesta definitivamente es “NO”. No se ha demostrado y/o no han sido reportados casos de una embarazada con cáncer de mama, que, padeciendo la enfermedad, llegue a transferirle las células tumorales al feto. Tampoco han sido demostrados efectos secundarios del cáncer de mama que pudieran dañar al feto.

Pronóstico:

El pronóstico que se torna devastador para la madre se debe al diagnóstico de la enfermedad en las etapas avanzadas. Si se comparan algunos grupos de mujeres embarazadas y no embarazadas, en etapas similares de la enfermedad (dependiendo del estadio y tipo de tumor), la sobrevivencia es similar y el pronóstico desfavorable atribuido a esta asociación se debe al diagnóstico tardío de la patología

Por Favor Síguenos y comparte con un me gusta:

Cáncer de Mama y el Embarazo

El cáncer de seno genera sin duda un gran temor en la mujer, sin embargo el saber que tienes cáncer cuando estás gestando, es sin lugar a duda uno de los escenarios menos esperados. Revisemos a continuación algunas ideas relacionadas al cáncer de mama y el embarazo.

Cáncer de mama diagnosticado durante el Embarazo:

No es frecuente hacer el diagnóstico de cáncer de seno durante la gestación, no obstante este tipo de cáncer es el más comúnmente padecido durante el embarazo. Por tanto se recomienda firmemente realizar el autoexamen de mama aun cuando estés embarazada, en especial en los primeros meses, pues durante el tercer trimestre de manera fisiológica las mamas se tornan congestivas, y aumentan de tamaño, lo que las puede volver sensibles a la palpación y hacer más difícil detectar nódulos o induraciones.

¿Qué métodos diagnósticos son seguros durante el embarazo?

Ante cualquier hallazgo sospechoso a la autoexploración o a la presencia de dolor en el seno se recomienda acudir directamente a tu médico de confianza, en este sentido, el examen diagnóstico más empleado y seguro durante el embarazo es la ecografía, la cual cuenta con una gran sensibilidad y además no genera ningún riesgo para el desarrollo del bebé. Se han llevado a cabo estudios donde la mamografía no resulta perjudicial para el desarrollo intrauterino de la nueva vida, pues la radiación que se produce es muy poca y se encuentra dirigida al seno, sin embargo cuando debe realizarse se utiliza un protector de plomo especial para el vientre. La resonancia magnética, mucho más costosa, también es bastante segura sin el uso de contraste, el cual ha demostrado efecto teratógenos durante la gestación. La biopsia por punción con aguja fina también es bastante confiable durante el embarazo. No se recomienda el uso de exámenes como la tomografía computarizada o el PEt Scan.

Tratamiento del Cáncer de Seno durante el Embarazo

Algunos de los fármacos utilizados para el tratamiento del cáncer de mama puede generar daños en el feto en desarrollo, por tanto de ser necesario el tratamiento debe ejecutarse de manera coordinada entre el equipo oncólogo y el obstetra. La quimioterapia es segura sólo durante los últimos tres meses de gestación, no así la terapia hormonal, la radioterapia o la terapia dirigida, que representan riesgos para el feto durante los nueves meses de gestación.  El cáncer de seno avanzado puede representar un reto terapéutico, en especial si se encuentra el primer trimestre.

Procedimiento Quirúrgico para retirar el cáncer de Mama durante la Gestación.

La cirugía es una opción terapéutica bastante empleada, y además segura para la nueva vida en formación. Se prefiere la mastectomía total en relación a la tumorectomía con conservación del seno, pues generalmente ésta amerita radioterapia postquirúrgica para evitar el riesgo de reincidencia del cáncer. El estudio de los ganglios axilares tampoco genera daños durante la gestación. El anestesiólogo en conjunto con el obstetra evaluarán cual es la mejor manera para anestesiar a la paciente sin afectar al bebé. El tratamiento con fármacos a nivel postquirúrgico es comparable al explicado en la sección anterior.

¿Se puede dar lactancia materna durante el tratamiento?

Si se está pensando en una mastectomía, se sugiere suspender la lactancia pues esto disminuye el tamaño glandular, su flujo sanguíneo y la presencia de leche en sitios que pueden requerir biopsia. Por otra parte, no se aconseja el uso de quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia o tratamiento dirigido mientras se amamanta, consulte a su equipo de especialistas de preferencia para evaluar otras opciones.

¿El Cáncer de Mama puede afectar directamente al Bebé?

No, las células tumorales no pueden atravesar la barrera placentaria, por lo que el cáncer no puede afectar directamente a tu bebé. Sin embargo, aunque en tan sólo muy pocos casos, se ha observado afección de la placenta lo que puede disminuir la cantidad de nutrientes y oxígeno que llega al feto durante la gestación.

Tuve Cáncer de Seno, ¿Es seguro quedar Embarazada?

No existen estudios concretos disponibles que aseguren si una nueva gestación condiciona la regresión del cáncer de seno, no obstante los datos recogidos hasta ahora son bastante positivos. De igual manera el uso previo de quimioterapia y hormonoterapia en algunos casos ha aumentado el riesgo de malformaciones congénitas en futuras gestaciones. En caso de que desees un embarazo bajo estas circunstancias, consulta a tu equipo médico.

Por Favor Síguenos y comparte con un me gusta: