Date

Cáncer de Mama Venezuela

Información sobre el Cáncer de Mama – Tócate no dejes que te toque..
Lucha contra el Cancer de Mama

Posts Tagged ‘Cáncer de Seno metastásico’

Investigan nuevas opciones de tratamiento para cáncer de mama metastásico

posted by:

Las formas agresivas de cáncer de mama a menudo manipulan la respuesta inmune a su favor. Esta manipulación se revela en humanos por la misma «firma» inmunológica que en ratones. Esto lo demuestra un estudio realizado por científicos de la Universidad de Bonn junto con colegas holandeses. Su método permite obtener una indicación del pronóstico de la enfermedad utilizando el tejido tumoral de los pacientes. Los resultados se publican en la revista Cell Reports .

Cuando un tumor comienza a crecer en el cuerpo, el sistema inmune generalmente no pasa desapercibido: los macrófagos, una cierta forma de las propias tropas de defensa del cuerpo, migran a las células cancerosas. Se supone que fluyen alrededor de las células enfermas, las digieren y así las eliminan. Pero a veces las células tumorales logran escapar de sus adversarios. No solo eso: incluso usan los macrófagos para sus propios fines y como resultado crecen aún más rápido.

Para hacer esto, reprograman las células inmunes: se aseguran de que ciertos genes en los macrófagos estén apagados y otros encendidos. Esto cambia la «firma» genética de los macrófagos. «Esta firma cambiada a su vez revela si el tumor tiene un pronóstico bueno o malo«, explica el Dr. Thomas Ulas del Instituto LIMES (el acrónimo significa «Vida y Ciencias Médicas«) en la Universidad de Bonn.

La actividad genética también depende del tejido

Para identificar los cambios causados ​​por el tumor, es necesario saber qué genes están normalmente activos en los macrófagos. Sin embargo, esto varía considerablemente, dependiendo del órgano en el que las células carroñeras realizan su servicio. Los expertos también hablan de «pintura de tejidos»: el tejido deja su huella en las células inmunes.

Además, los cambios inducidos por el tumor no siempre son idénticos, pero difieren de un paciente a otro. «Dependiendo de qué mutación es responsable del cáncer de mama, otras funciones se activan o desactivan en los macrófagos», subraya Ulas. Por lo tanto, es muy difícil estudiar estas correlaciones complejas directamente utilizando muestras de tejido de los pacientes.

Para superar este obstáculo, los científicos cooperaron con un grupo de trabajo de los Países Bajos. En lo que se refiere a la bióloga de tumores el Dr. Karin de Visser ha estado trabajando durante muchos años en líneas de ratones afectadas por ciertos tipos de cáncer de seno estrictamente definidos. «Ahora hemos buscado en estos animales la firma de las células carroñeras en los tumores«, dice Ulas. Con este fin, el experto en bioinformática y sus colegas aislaron macrófagos de ratones afectados por cáncer de mama y los compararon con los de tejido mamario sano. Pudieron identificar las diferencias genéticas entre las células carroñeras utilizando algoritmos informáticos de última generación.

Resultados del ratón transferibles a humanos

También encontraron firmas casi idénticas en las células carroñeras de muchas pacientes con cáncer de mama. «En este caso, fue posible transferir los resultados del ratón directamente a los humanos», explica el profesor Dr. Joachim Schultze, jefe del equipo de Genómica e Inmunoregulación del Instituto LIMES. «Sin embargo, el requisito previo era que las pacientes sufrían la misma forma de cáncer de mama que los animales». Los resultados también demuestran lo importante que es desarrollar modelos específicos de ratones según el tipo de cáncer.

Los resultados se pueden usar no solo para predecir la agresividad del tumor: después de todo, la firma también proporciona información sobre las estrategias de supervivencia de las células cancerosas. Esto eventualmente puede conducir al desarrollo de nuevas contramedidas. «Sin embargo, tomará muchos años para que surjan nuevas opciones de tratamiento, si las hay». Concluye el Dr. Ulas.

Metástasis del Cáncer de Seno

La metástasis del cáncer de seno representa la complicación más temida de esta enfermedad, quizá estés leyendo estas líneas en busca de ayuda, pues ya has alcanzado esta etapa, o quizá sólo quieres informarte de manera preventiva. En cualquiera de los casos podrás encontrar en los siguientes párrafos la información básica que debes conocer sobre del tema.

¿Qué otras denominaciones recibe?

  • Cáncer de seno Metastásico
  • Cáncer de seno en etapa IV
  • En ocasiones de manera controvertida, es denominado cáncer de seno avanzado.

¿En qué sitios se produce la metástasis?

Los órganos más afectados son los pulmones, los huesos y el hígado. También puede verse comprometido el cerebro y con menor frecuencia el resto de órganos del cuerpo como los ovarios y el páncreas.

¿Qué síntomas produce?

  • Metástasis a Pulmones: Es el tipo de metástasis más peligroso, responsable de la mayor cantidad de decesos en pacientes con cáncer de mama. Puede ser poco sintomático, o presentar tos frecuente, cansancio fácil o dificultad para respirar ante esfuerzos moderados, tos con sangre o dolor torácico.
  • Metástasis Ósea: caracterizado por la presencia de dolor intenso, lo que también permite su diagnóstico con mayor facilidad. También puede presentarse fracturas recurrentes.
  • Metástasis a Hígado: principalmente se asocia a coloración amarillenta de la piel y dolor abdominal. Puede pasar desapercibido, pues no presenta clínica específica.
  • Metástasis a Cerebro: la paciente presenta confusión, pérdida de la memoria, cambios de personalidad, dolor de cabeza intenso y despersonalización; afortunadamente su incidencia es baja.
  • Síntomas de debilidad generalizada como pérdida de peso, fatiga, cansancio, depresión.

¿Cómo se puede diagnosticar?

En presencia de alguno de los síntomas antes descritos, pueden emplearse técnicas diagnosticas como:

  • Tomografía Computarizada: con el múltiple uso de de Rayos X se crean imágenes en tres dimensiones que permiten localizar el área afectada.
  • Tomografía Computarizada con emisión de positrones (PETScan): Se inyecta en el torrente sanguíneo del paciente una sustancia radioactiva, que destaca las áreas del cuerpo con mayor consumo de energía; lo cual es una característica de los procesos malignos, por lo que el cáncer metastásico queda en evidencia.
  • Resonancia Magnética: mediante el uso de campos magnéticos, lo que la convierte en una técnica bastante segura, permite el estudio tridimensional de segmentos corporales.
  • Ganmagrafía Ósea: empleando compuestos radioactivos afines al tejido óseo, se detecta procesos inflamatorios como el cáncer.
  • Marcadores tumorales: son proteínas que se desprenden de las células cancerígenas que pueden verse reflejadas en una muestra sanguínea, sin embargo su sensibilidad es discutida.
  • Biopsia: Una vez se tiene la presencia de una lesión ocupante de espacio, se procede a tomar una muestra y estudiar sus características. Esta es la manera específica de detectar el tipo de cáncer y su agresividad.

¿Qué tratamiento existe para enfrentar la Metástasis?

  • Apoyo Psicológico: siempre de la mano de la familia y equipo médico especialista, la psicología oncológica ayuda a aceptar la enfermedad, técnicas de relajación y a elaborar un nuevo estilo de vida acorde a la nueva realidad de la paciente.
  • Terapia Sistémica: incluye la quimioterapia, que limita el crecimiento celular acelerado de las células tumorales, el tratamiento hormonal y dirigido a receptores HER2, que puede emplearse sólo en caso de que los tumores expresen receptores específicos.
  • Terapia Local: hace referencia al uso de radioterapia, la cual puede disminuir el tamaño de la lesión tumoral, o prevenir la reaparición del cáncer luego de una cirugía; sin embargo en caso de presentarse una diseminación extensa no resulta útil su aplicación.
  • Cirugía: De acuerdo a la ubicación de la metástasis pudiera removerse el tumor metastásico, no obstante existen altas probabilidades de recurrencia y de que persistan otros focos de pequeño tamaño. Por tanto su uso es controversial.

La vida después de la metástasis.

Cada paciente tiene características diferentes y es posible que tu caso sea uno de aquellos que logran sobreponerse contra esta enfermedad. Debes tener claro que las probabilidades de curación son pocas, pero es tu equipo médico puede darte un pronóstico. La metástasis a hueso e hígado pueden ser toleradas durante muchos años por la paciente, la metástasis a pulmón es la más mortal, y quizá sea la metástasis a cerebro la menos deseada, pues puede asociarse a cambios importantes de personalidad. Asesórate bien, no pierdas la esperanza, y mantente firme en esta lucha.