Date

Cáncer de Mama Venezuela

Información sobre el Cáncer de Mama – Tócate no dejes que te toque..
Lucha contra el Cancer de Mama

Posts Tagged ‘Salud’

Estudios científicos sobre el cáncer de mama 2019

posted by:

Es importante que recuerdes que el cáncer de mama no se debe tomar a la ligera; debido a que si no se trata a tiempo puede volverse más progresivo y terminar comprometiendo la vida del paciente. Por eso, debes mantenerte informado y actualizado sobre los nuevos estudios científicos relacionados al tema; ya que tendrás una amplio conocimiento sobre este frecuente tipo de cáncer.

Por otro lado, tampoco debes sentir angustia al imaginar que si lo padeces o lo llegas a padecer o algún allegado lo tiene es el fin del mundo; puesto a que, los investigadores constantemente realizan más estudios científicos sobres las causas y otros determinantes; con la finalidad de desarrollar nuevos y mejores tratamientos para garantizar la sanación completa tras sufrir de cáncer de mama.

Conoce algunos notables estudios científicos sobre el cáncer de mama realizados durante este 2019 que te presentamos a continuación; para que te actualices y extraigas la mayor información posible sobre el cáncer de mama.

Relación entre casos de metástasis y la quimioterapia en el cáncer de seno.

El profesor Michele de Palma conjuntamente con su grupo de investigadores en Suiza, realizó un estudio científico en tumores experimentales; analizaron y descubrieron que es posible que surja la metástasis después de que el paciente ha recibido tratamiento de quimioterapia.

A lo mejor te preguntas como puede ocurrir esto; y es que no todos los tumores se logran erradicar o por lo menos reducir de tamaño con la quimioterapia. Este hecho conlleva a un mayor riesgo de desarrollar metástasis.

Este estudio científico arrojó un dato muy curioso sobre algunos medicamentos del tratamiento de quimioterapia; y es que determinados fármacos como el doxorubicina promueven la liberación de exosomas por tumores mamarios; lo más relevante de este proceso es que esos exosomas contienen una proteína llamada anexina A-6 que son las protagonistas de este sorprendente hecho.

Estas proteínas pueden ser liberadas y trasladarse a otros sitios como por ejemplo el pulmón, afectando a células localizadas como los monocitos. Finalmente pueden inducir una respuesta nociva en el área; con el consiguiente desarrollo de más células cancerosas, esparciendo de esta manera el cáncer.

Pero así como estos investigadores muestran una problemática, también dan a conocer una solución; la clave está neutralizar a las anexinas A-6 y a las células que pueden ser afectadas en los pulmones durante la quimioterapia; de esta manera se conseguirá minimizar el riesgo significativamente de producir metástasis en el cáncer de mama.

Riesgo de padecer de cáncer tras un falso positivo en mamografía

Este es otro estudio científico muy llamativo realizado por un conjunto de investigadores en Barcelona. Su estudio fue dirigido a mujeres que al realizarse su mamografía correspondiente les aparece un falso positivo; y señalan que estas tienen más posibilidad de desarrollar cáncer de mama mas adelante.

Estos expertos explican que si se produce un falso positivo, se evidencia que biológicamente la paciente es más susceptibles a generar lesiones en sus senos; por tal razón es que recomiendan que aquellas mujeres que reciben un falso positivo en su mamografía tengan un control a intervalos más cortos.

Beneficios de los ciclos de quimioterapia ininterrumpida

Es otro estudio científico realizado por Frans Erdkamp y su equipo en 420 pacientes con cáncer de seno avanzado; utilizando los medicamentos de primera línea y segunda línea en 8 ciclos contínuos y en 4 ciclos con un intervalo de descanso y luego 4 ciclos más; investigadores señalan que hubo resultados más satisfactorios para aquellos que recibieron quimioterapia prolongada.

El objetivo según Anouk Claessens es que a los pacientes se les administren quimioterápicos que ellos puedan soportar lo suficiente; con la finalidad de que toleren los ciclos continuos sin ningún inconveniente.

“Sacituzumab govitecan”: un fármaco que ataca directamente a las células cancerosas

Este ensayo clínico fue realizado por una serie de investigadores dirigido por Kevin Kalinsky en Estados Unidos, en un reducido grupo de pacientes. Los resultados fueron sorprendentes ya que nada mas y nada menos que la administración del fármaco inteligente puede reducir considerablemente el cáncer de seno triple negativo metastásico.

El medicamento protagonista de este estudio clínico es llamado Sacituzumab Govitecan que se puede aplicar en dosis tan altas sin ningún problema; la razón es que ataca directamente a las células cancerosas y no a las del resto del cuerpo. Por lo tanto esta terapia puede quitarle un dolor de cabeza a los pacientes que padecen de cáncer de mama triple negativo metastásico.

Antibióticos que reducen el crecimiento del cáncer de mama triple negativo

Un equipo de investigadores dirigido por la coordinadora Matilde Lleonart desarrolló un estudio científico sobre el efecto positivo de ciertos antibióticos sobre el cáncer de mama. Los resultaron fueron muy satisfactorios; puesto a que esos antibióticos unidos a inhibidores de autofagia reducen el desarrollo del tumor del cáncer de seno triple negativo.

Utilizaron células de estudio y la volvieron resistentes a antibióticos frecuentemente usados contra el cáncer de mama triple negativo como por ejemplo la ciclofosfamida; con la finalidad de verificar la similitud con las células madres del cáncer o cáncer stelm cell (CSCs).

Comprobaron que tanto las células de su estudio y las células madres del cáncer necesitaban de las mitocondrias para poder vivir; así que seleccionando un fármaco que neutralice o ataque a las mitocondrias como por ejemplo el linezoild se puede reducir el crecimiento del tumor.

Por lo tanto el objetivo central tras culminar ese estudio científico es empezar a implementar más antibióticos que cumplan con esa función para reducir el cáncer de mama triple negativo.

Recuperación del cabello después del cáncer

posted by:

Recuperación del cabello después del tratamiento del cáncer de mama

Una de las mayores angustias de los pacientes que padecen de cáncer, y que deben iniciar su tratamiento quimioterápico es la caída del cabello; este efecto secundario suele desencadenar una serie de emociones en el afectado bien sea de tristeza, preocupación, miedo, temor al qué dirán los demás y hasta de rechazo por sí mismo. Es importante, seguir una serie de pautas para lograr la recuperación del cabello una vez finalizado el tratamiento.

Algunos creen que ese proceso durará para toda la vida, pero la buena noticia es que la alopecia solo será temporal. Conoce más a profundidad sobre la alopecia durante el proceso de la quimioterapia y la recuperación del cabello después del cáncer.

Caída del cabello durante el cáncer

Un paciente una vez que escucha que tiene cáncer, comienza a sentir zozobra al imaginar que ya todo está perdido y posiblemente vaya a morir; además siente aflicción con el sólo hecho de pensar en todas las consecuencias que generará el padecimiento de ese comportamiento celular desaforado; siendo la caída del cabello uno de los efectos secundario más preocupantes.

Medidas para evitar la caída del cabello

En algunos casos los pacientes buscan todas las medidas posibles para evitar ver caer su cabello; como por ejemplo: usar gorro durante los ciclos de quimioterapia, tener cuidados más estrictos como el uso de un champú ideal, peinar el cabello suavemente y evitar exponerse al sol. Además algunos toman minoxidil y vitamina B siempre y cuando el oncólogo correspondiente lo apruebe.

Sin embargo, estos cuidados puede que no sean suficientes en muchos tratamientos y la caída del cabello sea inevitable; es por esto que el médico antes de iniciar con la quimioterapia informará cada uno de los posibles efectos que se producirán; la finalidad será que el paciente ya se vaya preparando psicológicamente a los cambios que encontrará en su cuerpo.

Dependiendo de la intensidad del tratamiento y del estado físico general del paciente el cabello comenzará a debilitarse y a caerse entre la culminación del primer ciclo y los ciclos siguientes, es decir entre 15 días y un mes; la caída del cabello será de modo progresivo, cayéndose por sí solo, o con el simple hecho de peinarlo o agarrarlo con poca delicadeza.

¿Qué hacer cuando la caída es inevitable?

Muchos pacientes optan por cortárselo antes de iniciar con el tratamiento, para empezar a adaptarse a su nueva apariencia física; o incluso deciden cortarlo desde un principio de raíz para acostumbrarse mas rápido.

También existen personas que cuentan con la posibilidad de comprar pelucas y de esa manera evitar tener un mayor impacto emocional. De igual manera así sea inevitable la caída del cabello, el paciente debe cuidar su cuero cabelludo en lo posible.

Es recomendable que la persona que está viviendo ese proceso no se encierre en sí misma, porque sólo puede llegar a caer en depresión; más bien, debe tratar de empezar a familiarizarse sobre todo lo concerniente al cáncer y pedirle la mayor cantidad de información y consejos a su médico.

Hablar con sus familiares y personas más allegadas puede funcionar para sentir el acompañamiento y el apoyo; incluso ver la experiencia de vida o hablar con pacientes que padecen o han padecido de cáncer y salieron victoriosos servirá para sentir más comprensión y esperanzas de vida.

Recuperación del cabello después del cáncer

Una vez haya transcurrido el tiempo suficiente con la consiguiente erradicación del cáncer, e inicie la recuperación del paciente, el cabello tardará semanas o meses en volver a crecer; pero este debe ser cuidado en gran medida para evitar que se vuelva a caer puesto a que crecerá más débil, fino y quebradizo que el cabello original.

Otro dato importante es que el cabello al volver a crecer puede tener un color y textura diferente, pero eso será hasta que los melanocitos vuelvas a actuar con normalidad, una vez los quimioterápicos hayan desaparecido.

Cuidados para la recuperación del cabello al superar el cáncer de mama

Para facilitar y maximizar el proceso de la recuperación y crecimiento del cabello son recomendables los siguientes cuidados:

  • Mientras el paciente tenga calvicie debe tratar de tocar y masajear el cuero cabelludo con suavidad.
  • Cuando comience a crecer el cabello debe ser lavado pocas veces a la semana; con una o dos veces es suficiente para favorecer su crecimiento.
  • Es necesario proteger el cabello de la exposición al sol, para evitar resecarlo más generando su posterior caída.
  • Es recomendable que se peine con un cepillo de dientes separados o con un peine, y evitar los cepillos ya que lo que provocará es halarlo y hacerlo caer.
  • Evitar en lo posible secar, planchar o rizar el cabello cuando esté más largo porque el calor lo debilitará mas.
  • No usar tintes o aplicar cualquier otro producto que contenga químicos dañinos para el cabello.
  • Tratar de mantener el cabello suelto y no usar tantas colas o ganchos para amarrarlo para evitar quebrarlo más.
  • Utilizar champú suave y productos que nutran las raíces y estimulen a los folículos pilosos.
  • Se puede usar pelucas mientras crece el cabello sin ningún inconveniente.

Puedes aplicar todas estas medidas protectoras hasta que ya el cabello haya crecido lo suficientemente grueso y fuerte, alrededor de 6 meses a un año. La cualidad principal para minimizar los efectos emocionales durante este duro proceso será la paciencia sostenida y las esperanzas de vivir con salud plena.

Alopecia y cáncer de mama

posted by:

Sabiendo que el cáncer de mama es el crecimiento descontrolado y anormal del tejido mamario; podemos tener una idea de que representa un riesgo cuantioso para la vida del paciente si no se trata a tiempo. El tratamiento correspondiente para evitar la progresión del cáncer y salvar la vida del afectado puede traer algunos efectos secundarios como lo es la alopecia o caída del cabello.

Una vez que le diagnostican cáncer al paciente, el médico pertinente le indicará el tratamiento idóneo para atacar a las células cancerígenas; el más empleado es la quimioterapia que en su mayoría está hecha a base de fármacos potentes; que generará un efecto directo sobre otras células del cuerpo como las del cuero cabelludo dando como consecuencia su posterior caída.

Si deseas conocer más a fondo sobre la alopecia tras sufrir no solo de cáncer de mama, sino de cualquier otro tipo de cáncer; continúa leyendo la información que te presentamos a continuación.

 

La quimioterapia como tratamiento del cáncer

Tras dar el diagnóstico de cáncer, el oncólogo tratante debe emplear el tratamiento más adecuado para atacar las células cancerosas de raíz; y es oportuno indicarle al paciente si la quimioterapia que aplicará va a provocar en el transcurso del proceso la alopecia, ya que no todas como se cree causan la caída del cabello.

 

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es el tratamiento de primera opción para curar a un paciente con cáncer. Consiste en la administración de una serie de fármacos a dosis determinadas, y por medio de la vía seleccionada, como por ejemplo la vía oral o la vía intravenosa.

Esta técnica terapéutica atacará a todas aquellas células cancerígenas que están comprometiendo la salud de la persona; y por lo tanto evitará su crecimiento y diseminación, resultando favorable para quien lo padece; pero lamentablemente estas sustancias químicas no disciernen entre las células malignas y las propias del cuerpo que son benignas y terminará por afectarlas también.

La quimioterapia emplea medicamentos muy fuertes como lo son: el fluorouracilo, epirrubicina, carboplatino, ciclofosfamida, gemcabeno, ifosfamida, vincristina, entre otros que son indicados para el tratamiento del cáncer. Dichos medicamentos son conocidos como quimioterápicos o antineoplásicos.

La quimioterapia se empleará en el paciente de acuerdo a varios factores influyentes; como la edad, el peso, el estado nutricional, de acuerdo al tipo de cáncer, el padecimiento de otra enfermedad, si se ha diseminado, entre otros. Se administrará en la mayoría de los casos varios fármacos en conjunto para que tengan un efecto mayor.

El tratamiento puede durar de 6 meses a 1 año, pero lo ideal es que dure hasta que se erradique completamente el cáncer; la quimioterapia se aplica en ciclos de varios días o semanas, con el consiguiente descanso para la recuperación del organismo en general, ya que dicho tratamiento debilita significativamente.

 

Hormoterapia

Existe otro tratamiento indicado para evitar el cáncer de mama en pacientes que ya lo han padecido y es la hormoterapia. Esta técnica consiste en alterar el curso normal de algunas hormonas que conllevan a la progresión del cáncer de mama. Dentro de estos se resaltan el anastrozol, raloxifeno, tanoxifeno, letrozol entre otros.

Las hormonas frenadas en la hormoterapia son los estrógenos, ya que estas maximizan el riesgo de que las células mamarias cancerosas vuelvan a aparecer y sigan creciendo; además alteran el crecimiento del cabello debido a que afectan a los folículos pilosos, por lo tanto a los pacientes con este tratamiento es posible que les aparezca la alopecia.

 

La alopecia como efecto secundario del tratamiento del cáncer de mama

El paciente que padece de cáncer de mama puede sentir angustia al pensar en todas las consecuencias que le puede generar someterse a una quimioterapia, como por ejemplo la caída del cabello. Pero sin duda alguna debe considerar que es lo más relevante para su salud; y es por eso, que ese efecto pierde importancia ya que se evita el crecimiento desenfrenado de las células malignas del tejido mamario e incluso su migración hacia diferentes zonas del cuerpo.

Los pacientes con cáncer de mama se preocupan y se preguntan el porqué de la alopecia durante la quimioterapia; y como ya se comentó anteriormente son los fármacos tan potentes que al atacar a las células encontradas en la raíz del cuero cabelludo provocará su caída y evitará su crecimiento mientras siga el tratamiento.

 

¿Cómo se ve afectado el cabello y vello del cuerpo?

No sólamente se cae el cabello sino también el vello de otras partes del cuerpo, como el de las piernas, brazos, el vello púbico, el vello de las axilas, además las cejas, pestañas entre otros; a diferencia de la radioterapia que sólo se cae el cabello o vello de la zona que está recibiendo las radiaciones.

En muchos casos se debilita y reseca el cabello volviéndose más fino y perdiendo vitalidad, pero no se cae; en otros casos no se cae por completo, y todo dependerá de los fármacos seleccionados y la dosis usadas.

La alopecia puede producirse de manera gradual hasta el punto en que se caiga por mechones; muchos pacientes para evitar ver este proceso y afligirse con la progresión de la caída deciden cortárselo de raíz o varias veces para poder adaptarse. También existe la posibilidad de que duela el cuero cabelludo al caerse el cabello, pero no hay que preocuparse ya que es parte del proceso.

Frecuentemente la alopecia comienza tras terminar el primer ciclo de quimioterapia; sin embargo también puede comenzar durante los siguientes ciclos e irse cayendo en mayor cantidad progresivamente.

 

¿Cuánto tiempo dura la alopecia?

La buena noticia es que la alopecia no es permanente, ya que así como el tratamiento es temporal la caída del cabello también lo es; y una vez el paciente le haya ganado la batalla al cáncer y empiece a recuperarse, el cabello también volverá a crecer.

El tiempo de crecimiento depende de cada persona pero puede comenzar desde el primer mes o llegar a tardar hasta 3 meses en empezar a crecer. Es por esto, que cualquier paciente que se va a someter al tratamiento quimioterápico debe pensar en que la alopecia no durara para siempre, solo deberá tener paciencia y al culminarlo empezará nuevamente a crecer.

(más…)

Amamantar Reduce el Riesgo de Cáncer de Mama

posted by:

La lactancia materna puede llegar a reducir el riesgo de cáncer de seno, especialmente si la mujer amamanta por más de 1 año. La mayoría de las mujeres que amamantan experimentan cambios hormonales durante la lactancia que retrasan sus períodos menstruales, esto induce una disminución de exposición de hormonas como el estrógeno, hormona que precisamente promueve el crecimiento celular del cáncer de mama, a su vez, durante el embarazo y la lactancia, las mujeres eliminan tejido mamario. Este desprendimiento puede ayudar a eliminar las células con daño potencial al ADN, lo que ayuda a reducir las posibilidades de desarrollar cáncer de mama. Es además importante destacar que, para recolectar los beneficios de la lactancia materna, debe hacerse durante al menos seis meses, de acuerdo con La UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto significa que su bebé solo recibe leche materna, sin agua, otros líquidos o sólidos.

En base a esto, la evidencia muestra que los beneficios para la salud y la reducción del riesgo de cáncer se vuelven importantes a los seis meses de vida y se calcula que hasta un poco más, esto se debe a que la leche materna proporciona toda la energía y los nutrientes que su bebé necesita durante este tiempo para desarrollarse y mantenerse saludable. Ya después de seis meses, la leche materna proporciona al menos la mitad de las necesidades nutricionales de su hijo. Por lo tanto, puede introducir gradualmente alimentos suaves como cereales para bebés, frutas y verduras, pero lo más recomendable es que debe seguir amamantando, pues amamantar más allá de los seis meses no solo es beneficioso para la salud de su hijo, sino que mientras más lo haga, más protección recibirá contra enfermedades como el cáncer de mama y ovario

Importante destacar que, según   un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud; donde se dice que por cada 12 meses que una mujer amamanta, su riesgo de cáncer de mama disminuye en un 4.5%.  Además  de ello se descubrió que las mujeres que amamantan durante más de 14 meses tienen cerca de un 63% menos de probabilidades de desarrollar cáncer de mama y ovario que las mujeres que amamantan durante menos de siete meses.

 

Entre otros beneficios que puede proporcionar amantar para su salud y la de su bebe se encuentran los siguientes:

  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas: Amamantar a tu bebé también reduce el riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes tipo I, la enfermedad celíaca y la enfermedad de Crohn, las mujeres que amamantan además, tienen un menor riesgo de  llegar a padecer osteoporosis posmenopáusica. Cuando una mujer está embarazada y amamantando, su cuerpo absorbe el calcio de manera mucho más eficiente,  Entonces, si bien algunos huesos, especialmente los de la columna vertebral y las caderas, pueden ser un poco menos densos al momento del destete, seis meses después, son más densos que antes del embarazo.
  • Reduce las calorías: la lactancia quema hasta 500 calorías por día La leche materna contiene 20 calorías por onza, Es más probable que ninguno de los dos, tanto la madre como el niño, se vuelva obeso si se amamanta.
  •  La lactancia materna ayuda a reducir el tamaño del útero: durante el proceso de gestación, el útero de una mujer crece de manera sorprendente puede llegar hasta ocupar todo el espacio abdominal. Luego del parto, este pasa por un proceso de involución, que lo ayuda a volver a su tamaño normal, lo cual es producida por la síntesis de una hormona llamada oxitocina, encargada de  reducir el tamaño del útero, y durante el tiempo de lactancia esta hormona llega a ser  secretada en grandes cantidades.
  • La leche materna proporciona anticuerpos a su bebe. las inmunoglobulinas en la leche materna sintetizan una respuesta de anticuerpos específica a los gérmenes y bacterias en contacto con usted y su bebé. Cuando una madre entra en contacto con un antígeno (si lo contacta directamente o si su bebé ha entrado en contacto con él y su cuerpo detecta que toca a su bebé y recibe estos gérmenes de él), su cuerpo se pone a trabajar inmediatamente. Las células en el cuerpo de una madre llevan estos gérmenes invasores a los tractos respiratorio o intestinal donde su cuerpo trabaja rápida y furiosamente para producir anticuerpos IgA que son específicos de exactamente con lo que ha estado en contacto. La IgA secretora cubre el tracto intestinal, el tracto urinario y la faringe oral del bebé y ayuda a combatir estos patógenos nocivos.